Thursday, June 28, 2007

Estamos en una nube

Estamos dentro de una nube... Ha llegado ya el verano, que en Shanghai significa niveles de humedad extremos, tormentas estruendosas cuando menos te lo esperas, y calor insufrible. Ahora mismo está cayendo una cortina de lluvia que casi podría tirarme por la ventana e ir nadando.

El sábado pasado me pilló la primera de estas tormentas mientras arrastraba la moto al taller para que la arreglaran, en bermudas y sandalias. De repente se puso a llover a lo loco, y en menos de 5 minutos estaba con el agua a mitad de la pantorrilla, calado hasta los tuétanos y sin una sandalia que se fue con la corriente (y estaba en medio del asfalto!). Recuperé la sandalia, llegué como pude al taller, les dejé la moto, y tuve la suerte de pillar un taxi que me llevó a casa, aunque la lluvia había estropeado mi móvil y mi mp3 (en el bolsillo, pero claro me había empapado como si me hubiera tirado a una piscina vestido). Y lo gracioso es que dos horas después organizábamos una fiesta en un bar-terraza del Bund, con dos motivos: haber alcanzado los 300 registrados en la Casa de España, y despedir al cónsul, ALejandro Alvergonzález, que el mes que viene se vuelve a España. Y a pesar de la tormenta, nos juntamos más de 150 personas, bailando flamenco, escuchando música española de la movida, y cantando el Torito Guapo como homenaje al Fary (adivinad quién lo cantó...). Hubo tartas, música en directo y mucha gente simpática, que es lo que más gusta de las actividades de la Casa de España en Shanghai.

Y el lunes, visita Real. SSMM los reyes se pasaron por la mañana por CEIBS, donde acudí doblemente invitado, como alumni español y como representante de la Casa de España. En un momento de la recepción, al más puro estilo CQC le hicimos entrega al Rey de un estuche con dos pins de la Casa de España, que agradeció y la Reina enseguida lo vio, alargó la mano y cogió uno diciendo "hay dos, uno es para mí no?". Muy simpática doña Sofía, me preguntó por Jenny, a quien recordaba de la charla larga que mantuvieron durante la entrega de becas en Barcelona hace ya más de dos años, y que no había podido asistir a la recepción. Por la tarde volvimos a verles, esta vez en el Westin hotel en una recepción para toda la comunidad española. Y allí ya nos dedicamos más a las relaciones públicas, la caza del canapé y el vaciado de copas de vino, que a esas horas es lo que tocaba.

Por cierto, tenemos ya casi lista la academia de español, hola.sh.cn. El 1 de agosto comienzan las clases de la que será referencia del español en Shanghai, junto al futuro Instituto Cervantes.

No comments: